La cultura
dell'incontro

En España los jueces defienden el derecho al tratamiento con ozonoterapia

Juan Francisco Martí Piqueres (Juanfra), 49, trabaja en un laboratorio farmacéutico. Enfermó de Covid, empeoró y fue internado en cuidados intensivos en el Hospital de La Plana de Castellón (España). 

Su condición empeoraba cada vez más. Su esposa Vanessa dijo al diario ABC que el 7 de agosto acudió al hospital para firmar la autorización para la traqueostomía y le explicaron que su esposo solo tenía un 5% de posibilidades de sobrevivir. 

Desesperada, habló de ello con un amigo que le recomendó la ozonoterapia.

Vanessa comenzó a indagar sobre el tema y conoció el caso de un paciente que se había recuperado tras un tratamiento de oxigenoterapia con ozono realizado por el Dr. Juan Carlos Pérez Olmedo.

Luego pidió a la gerencia de salud del hospital que le administraran ozonoterapia a su esposo. Pero obtuvo una negativa.

En ese momento, la Sra. Vanessa se dirigió a un juez, quien ordenó al hospital que tratara a Juanfra con terapia de oxígeno y ozono.

A pesar de las obstrucciones y dificultades encontradas, el Dr. Juan Carlos Pérez Olmedo y su equipo pudieron así someter al paciente a ozonoterapia.

Dr. Olmedo es especialista en Medicina Familiar, Medicina Biológica y Ortopedia. Fue uno de los primeros médicos en practicar la ozonoterapia en España y actualmente preside la Asociación Médica de Ozonoterapia Solidaria (AMOS). Catedrático del Máster de Medicina Integrativa en Santiago de Compostela, imparte cursos de ozonoterapia en varios países (España, Portugal, Alemania, Estados Unidos, Colombia, Perú, México).

“Orbisphera” lo entrevistó.

Está atendiendo al señor Juan Francisco Martí Piqueres, quien se encontraba en estado grave por causa de Covid. ¿Puede decirnos cómo está ahora el señor Martí Piqueres y cuáles fueron los efectos de la ozonoterapia?

Según el Dr. Enrique González, jefe de servicio del Hospital de La Plana, D. Juan Francisco Martí Piqueres se encontraba en un nivel de gravedad de 9,5 en una escala del 1 al 10.

El equipo del hospital había agotado su tratamiento al administrar Tocilizumab, un anticuerpo monoclonal utilizado para la artritis reumatoide. Pero esta cura no produjo ningún efecto. Cabe destacar, entre otras cosas, que Tocilizumab es un potente inmunosupresor que puede incrementar el riesgo de infecciones bacterianas y, a pesar de ello, se administró en dos dosis en vez de la pautada, que es solamente una, sin consentimiento informado.

Cuando iniciamos el tratamiento con oxigenoterapia, el estado clínico de Juanfra era muy grave. Para facilitar la respiración, se tuvo que practicar la pronación / supinación. La saturación de oxígeno era muy baja (70) y la relación entre ventilación, perfusión y oxigenación (P / F) estuvo entre 100 y 105. Estos son valores que señalan un riesgo muy alto de muerte del paciente.

Debido a estas graves condiciones, Vanessa, la esposa de Juan Francisco, pidió a la gerencia del hospital que le permitiera a su esposo someterse a un tratamiento compasivo con ozono. Pero la dirección del hospital se negó. El abogado de Vanessa luego se dirigió al Juzgado y obtuvo una orden judicial. Y en ese momento, junto con el Dr. José Luis Rojo y la enfermera Gema Sánchez, ambos ozonoterapeutas con gran experiencia, pudimos iniciar la terapia.

Después de dos días de tratamiento con ozono, los índices de saturación y la relación entre ventilación, perfusión y oxigenación mejoraron significativamente. El 21 de agosto, Juan Francisco estaba bajo una sedación leve y pudo hablar sin respirador, aunque por poco tiempo. No se observaron efectos secundarios debido al tratamiento con ozono.

A pesar de un mes de tratamiento hospitalario, sus riñones, páncreas e hígado estaban en perfectas condiciones. Ninguna alteración bioquímica indicó la presencia de alguna insuficiencia. Podemos suponer que el tratamiento con ozono ha ayudado a preservar la función renal y hepática.

¿Ha tenido dificultades para practicar la ozonoterapia con oxígeno?

Sí. A pesar de la orden judicial, tuvimos que esperar varias horas al día para administrar el tratamiento al paciente, debido a los mil impedimentos que planteaba el hospital. Cuando pedimos un torniquete, por ejemplo, respondieron que no se les permitía proporcionarnos ningún tipo de equipo. Sin embargo, nuestro equipo siguió adelante con los tratamientos de la misma manera, inspirado por su impulso desinteresado. Sin embargo, debo señalar que, aparte de los prejuicios y la mala acogida de algunos, el manejo del paciente en cuidados intensivos por parte del hospital es excelente.

Los medios de comunicación informaron que, después de la orden del juez, también se requirió la intervención policial para tratar al señor Martí Piqueres con oxígeno ozono. ¿Cuáles fueron los argumentos de quienes se opusieron a la ozonoterapia?

Algunas asociaciones y sindicatos médicos españoles han protestado contra la orden del juez, argumentando que el ozono es una pseudoterapia no respaldada por la ciencia y sin evidencia de eficacia contra Covid. El presidente de la OMC, la Organización Médica Colegiada, incluso escribió una carta al presidente del Poder Judicial español para evitar la continuación del tratamiento a Juanfra con ozonoterapia.

Parte de la comunidad médica se ha levantado como si fuera a la guerra contra la ozonoterapia. Es evidente que la mayoría de los médicos no están actualizados sobre los resultados de la terapia de ozono con oxígeno en el tratamiento de Covid. Tengo la impresión de que los buenos resultados de la ozonoterapia minan su estatus académico y que algunos intereses que giran en torno al mercado de los fármacos ven al ozono como una amenaza.

A pesar de los numerosos trabajos científicos y clínicos que demuestran la eficacia de la oxigenoterapia con ozono en el tratamiento de pacientes con Covid, todavía hay quienes sostienen que esta práctica es una pseudociencia. ¿Qué piensa usted al respecto?

La ozonoterapia no tiene efectos secundarios y tiene suficiente evidencia científica para ser considerada y aplicada en el tratamiento de numerosas enfermedades, especialmente en enfermedades como Covid-19. Cuenta con una trayectoria histórica de más de 150 años y es absurdo que nunca se haya enseñado en la Facultad de Medicina.

El principal motivo de esta discriminación oscurantista es de carácter comercial. El ozono es un gas inestable, natural y no patentable. En resumen, el ozono no se puede patentar y vender, y esto explica la hostilidad de los intereses que giran en torno a los productos farmacéuticos.

El poeta español Antonio Machado dijo: “es propio de mentes estrechas embestir contra todo aquello que no les cabe en la cabeza.”

Para aquellos que estén interesados en comprender lo que está sucediendo, les propongo comenzar a estudiar y reflexionar sobre el papel que puede jugar la ozonoterapia en las distintas etapas de la enfermedad por el virus Sars-Cov2.

Solo así se concluirá que es muy probable que la ozonoterapia sea capaz de mejorar el estado de inmunidad y salud, evitando millones de hospitalizaciones y miles de muertes.

Hay miles de artículos científicos y clínicos sobre ozonoterapia publicados en revistas de prestigio e indexados en Pubmed. No haberlos leído y estudiado es un indicio de negligencia. Quizás ha llegado el momento de superar el desconocimiento sobre el tema.

Numerosos médicos de alto valor y profesionalismo, pertenecientes a diferentes países del mundo, han firmado una carta en apoyo a su trabajo y al de su equipo, reafirmando la validez científica y efectividad de la oxigenoterapia en el tratamiento de Covid. ¿Quieres decir algo al respecto? 

Agradezco a todos los médicos que firmaron esta carta, que me alegra y me ayuda a soportar los ataques de otros compañeros médicos, que lamentablemente no conocen los mecanismos de acción y beneficios de la ozonoterapia.

Me gustaría invitar a todos los médicos a profundizar y practicar la terapia de ozono con oxígeno, para tratar a los pacientes que padecen Covid y más allá. La ozonoterapia es eficaz en al menos un centenar de otras enfermedades.


Entrevista de Mary-Lis Urueña y Antonio Gaspari


Para un conocimiento más profundo de las capacidades curativas del ozono, recomendamos el libro:
Antonio Gaspari, “Ozono: una cura para la vida”

25 agosto 2021 Indietro

Condividi